Access

You are not currently logged in.

Login through your institution for access.

login

Log in to your personal account or through your institution.

Derecho civil.

Derecho civil.: Aproximación al derecho

Juan Enrique Medina Pabón
Series: Lecciones
Copyright Date: 2014
Edition: 1
Stable URL: http://www.jstor.org/stable/j.ctt1b347rv
Find more content in these subjects:
  • Cite this Item
  • Book Info
    Derecho civil.
    Book Description:

    Las universidades de hoy, siguiendo las últimas tendencias de docencia universitaria, que proponen minimizar la participación del profesor en la tarea del aprendizaje, han trasladado al estudiante el esfuerzo de apropiarse de la información necesaria para el conocimiento de las ciencias; sin embargo, los libros y documentos que se entregan al estudiante para que se empape de los conceptos fundamentales siguen siendo esos textos fríos y desapacibles cuya utilidad estaba ligada a las explicaciones previas que ya el maestro había suministrado. Este libro ha procurado un discurso claro y coherente para facilitar su comprensión, haciendo énfasis especial en aquellos aspectos que hacen de la ciencia jurídica un ejercicio intelectual apasionante, pero evitando, eso sí, caer en el sistema de "cartiIla" o "instructivo", una fórmula que parece creada por la comunicación moderna para descalificar la inteligencia del lector. Estas lecciones empiezan con un barrido de las instituciones generales del Derecho en las dos primeras secciones que permiten al estudiante de Derecho o de cualquier otra disciplina, u n a rápida comprensión del sistema jurídico (y seguramente para un repaso de final de carrera o durante el ejercicio). Las siguientes dos secciones están dedicadas al estudio del régimen jurídico de los sujetos de Derecho y sus características esenciales, con el nivel de detalle que corresponde a quien debe llegar al fondo en estas materias. El autor declara que, haciendo caso omiso del esfuerzo, escribir le resultó una tarea útil, grata y no pocas veces divertida y por eso confía en que el lector tenga la misma sensación al realizar su lectura.

    eISBN: 978-958-738-458-1
    Subjects: Law
    × Close Overlay

Table of Contents

Export Selected Citations
  1. Front Matter (pp. 1-6)
  2. Table of Contents (pp. 7-26)
  3. Primera parte
    • Sección primera Concepto y evolución del Derecho (pp. 27-92)

      Las especies vivas, desde el punto de vista de la ciencia natural, son elemen­tos anormales que en lugar de tender hacia la simplicidad y desorganización —entropía— propia de los demás entes de la naturaleza, invierten el sistema, sumando energía para hacerse más complejos, durante un lapso mayor o menor, hasta que agotados de luchar contra la corriente retoman de nuevo el camino de la entropía con la muerte. Debido a que el medio en que nos desenvolvemos tiene abundantes factores que influyen en las posibilidades de supervivencia y estos factores no inciden de idéntica manera para promover el desarrollo o,...

    • Sección segunda La organización social (pp. 93-96)

      No se puede emprender el estudio del sujeto de Derecho sin hacer una presen­tación, así sea a vuelo de pájaro, del sistema jurídico, sus principales instituciones y la forma como operan, a efecto de contar con las referencias básicas que permitan comprender los términos y conceptos que se utilizarán en el desarrollo del tema. Daremos, entonces, un vistazo panorámico al mundo jurídico; pero aprovechando que estamos relevados de profundizar, nos limitaremos a referirnos a los elementos fundamentales del Derecho y sus manifestaciones.

      El Derecho, decíamos, puede definirse como el sistema rector de la ac­tuación de los miembros de una colectividad...

    • Capítulo primero Las instituciones político-jurídicas Organización y funcionamiento del aparato estatal (pp. 97-160)

      Sea cual fuere la razón, lo cierto es que los seres humanos no somos aptos para vivir aislados, al menos si deseamos alguna calidad de vida. Pero siempre que se habla del ser humano como un animal gregario, se comete el error de presentarlo como un conjunto ideal de individuos que comparte la superficie terrestre con cualquiera de los demás seres de esa misma especie con quienes tropiece en su camino.

      Nada más alejado de la realidad. El hombre no es un ciudadano universal y, por el contrario, tiende a formar grupos de variado tamaño cuyos miembros se identifican entre...

    • Capítulo segundo La norma jurídica (pp. 161-214)

      Cuando hablábamos de las características de actuación de las sociedades hu­manas echábamos de menos la existencia de un sistema de reglas de conducta incorporado al sujeto y común a todos que nos llevara a actuar coordinadamente y favoreciendo los intereses colectivos y los propios de una manera ajustada a la moral y a la naturaleza humana —una especie de “Decálogo” instintivo que nos guiara en nuestras actuaciones sociales—, por lo que nos toca pasar nuestro tiempo aprendiendo a comportarnos colectivamente de una manera correcta.42

      Cada sociedad, según la situación política, cultural y económica por la que atraviesa y las...

    • Capítulo tercero Otras regulaciones de comportamiento Reglas de conducta impuestas por los propios sujetos (pp. 215-276)

      Hasta ahora nos hemos fijado en la regla jurídica como ese mandato externo, ema­nado habitualmente de la autoridad, que nos conmina, prohíbe, o permite hacer algo; pero no debemos olvidar que nosotros mismos podemos programar nuestras actuaciones y limitar de manera voluntaria la libertad, comprometiéndonos de manera eficaz para favorecer a otro sujeto o a varios. O sea, que podemos fijar nuestras propias reglas de conducta de una manera tal que lleguen a ser exigidas por el sistema político-administrativo al igual que sucede con las demás leyes. Ajustando un poco el precepto del artículo 1602 del Código Civil tendríamos que...

    • Capítulo cuarto Relaciones jurídicas interpersonales Los derechos, su origen, ejercicio y extinción (pp. 277-392)

      El sistema jurídico impone al sujeto cierta cantidad de conductas colectivas y sacrificios de los intereses individuales en favor del grupo, pero también reconoce y protege los intereses individuales frente a los ataques directos realizados por terceros, individualmente o en forma colectiva, e incluso del mismo Estado —la otra cara de la misma moneda.

      Se garantizan la propiedad privada y los demás derechos adquiridos con arreglo a las leyes civiles, los cuales no pueden ser desconocidos ni vulne­rados por leyes posteriores. Cuando de la aplicación de una ley expedida por motivos de utilidad pública o interés social, resultaren en conflicto...

    • Capítulo quinto Situaciones reguladas por la norma El comportamiento individual y sus consecuencias (pp. 393-418)

      Las normas sociales tienen por objeto dirigir las actuaciones del ser humano en el ámbito de la colectividad en que se desenvuelve, exigiéndole, prohibiéndole, excitándolo o limitándolo para actuar. Cualquier conducta humana que desborde lo puramente íntimo puede, entonces, contrastarse y compararse con las reglas a fin de determinar si se adecua a lo preestablecido en ellas o si no está ajustado a los preceptos, y en tal evento derivar las consecuencias de esa transgresión.

      Es necesario pues que la actuación humana se manifieste para que sobre ella pueda hacerse recaer la norma, pero esa manifestación no necesariamente tiene que...

    • Capítulo sexto La función jurisdiccional La verificación de la juridicidad (pp. 419-464)

      La acción de la autoridad de las colectividades organizadas tiene unos propósitos de beneficio colectivo —servicio público— que se consiguen mediante el ejercicio de una serie de funciones y actividades. Ya hicimos la tarea de diseccionar y revisar las funciones de las demás autoridades, ahora fijemos nuestra atención en otro de esos aspectos: el de la autoridad que se encarga de administrar justicia.

      Un juez, como se dijo en la primera parte, no es otra cosa que un funcionario público especializado en la tarea de impartir justicia, encargándose de conocer de aquellas diferencias que se presentan entre los particulares o...

  4. Segunda parte
    • Sección primera Sujetos de Derecho (pp. 465-470)

      La colectividad humana, como cualquier otra especie gregaria de mejor desarrollo evolutivo, tiene una gran cantidad de reglas de comportamiento, espontáneas o adquiridas, que favorecen la unidad, la conservación de los individuos y la perpetuación de la especie. De las reglas de conducta de los hombres, sólo algunas —aquellas que de alguna manera involucran a las autoridades del grupo y, por qué no, a los dioses— constituyen el Derecho.

      Las normas jurídicas de las civilizaciones occidentales primigenias no estaban dirigidas ni eran aplicables a todos los miembros de la sociedad, sino a unos pocos sujetos que tenían especial relevancia en...

    • Capítulo primero Personas naturales Los miembros de la sociedad jurídica (pp. 471-538)

      Un sujeto romanosui iuris, opater familias,⁵ generalmente llevaba jurídicamente tras él ese conjunto de individuosalieni iurisque se encontraban bajo su potestad y cuyas actuaciones individuales simplemente no llegaban a ser de interés para el Derecho o, de llegar a serlo, beneficiaban o comprometían a la persona de quien dependían. Así, todo lo que adquiriera la consorte, los hijos y esclavos sería de propiedad del correspondientepater familiasromano [Gy. In. II, 86 y 87. Jn. In, II, IX] (como si se tratara de los frutos que producen las cosas que son de nuestra

      propiedad), pero si...

    • Capítulo segundo Personas jurídicas (pp. 539-590)

      En la antigüedad, decíamos, la capacidad para realizar raciocinios y obrar con base en ellos la tenían, además de los seres humanos, una gran cantidad de criaturas metafísicas inmortales y poderosas —dioses, ángeles y demonios— que podían asomarse a este mundo material y comunicarse con los hombres directamente o a través de profetas y sacerdotes.70 Los dioses no sólo dictaron el Derecho, sino que eran parte integrante del mundo jurídico, tanto que po­dían tener y gozar de todos aquellos objetos reales o supuestos inalcanzables para los hombres que se encontraban en esaquintaesenciainalterable de cuya existencia nos daba noticia...

    • Sección segunda Atributos de la personalidad (pp. 591-596)

      Para distinguir una cosa de las demás que existen en el mundo, es necesario encontrar aquellas cualidades o características especiales y propias que no comparten con las otras. Los filósofos se han devanado los sesos procurando establecer cuáles propiedades hacen a un objeto dado realmente “ese”, dis­tinguiendo también aquellas condiciones que son comunes a varios objetos y aquellas que habitualmente están presentes en él, pero pueden no estarlo sin que por ello la cosa pierda su esencia.

      Establecer esos factores que hacen una cosa distinta de otra o, en pa­labras un poco más técnicas, conocer esos atributos esenciales que hacen...

    • Capítulo primero La individualidad e identidad de la persona (pp. 597-650)

      Hemos dicho ya que las normas jurídicas tienen estos efectos generales: Imponer la realización de conductas y reconocer y dar eficacia a aquellas situaciones de relación entre un sujeto de Derecho que goza de una ventaja o derecho frente a otro u otros que tienen cargas u obligaciones. Ello hace imprescindible conocer precisamente quién debe comportarse en la forma prescrita estando subordinado a otro y a quién se puede hacer la exigencia. De no poder identificarse al sujeto al que se dirigen las reglas, éstas pasarían a ser completamente ineficaces.

      En Derecho, un sujeto puede actuar por otro —representarlo—,...

    • Capítulo segundo La nacionalidad (pp. 651-678)

      La tendencia de los grupos humanos a generar instituciones encargadas de determinar elmodus operandide la colectividad para acentuar las ventajas de la vida en comunidad ha ocasionado que existan Estados de diverso tamaño y conformación, que se reparten el territorio de este globo terráqueo y que cuentan con una población —nación— que se desenvuelve dentro de sus fronteras, sometida a sus directrices de acción.

      La bellísima pero utópica imagen de un grupo humano cohesionado por estrechos vínculos culturales que motivan a los miembros a afrontar unidos las vicisitudes vitales actuales y futuras y que cuentan con un espacio...

    • Capítulo tercero El domicilio (pp. 679-698)

      Los sujetos humanos somos móviles, lo que puede dificultar en alguna medida encontrar a alguien en un momento determinado; sin embargo, habitualmente contamos con un lugar de cobijo al cual llegamos a descansar y donde se en­cuentra el grupo familiar. Sean permanentes, como las cavernas y los elementos artificiales que las sustituyeron, o móviles y temporales, como las tiendas y carpas de los trashumantes; lo cierto es que los humanos tenemos un hogar.

      Nada de particular hay en pensar que si se quiere reclamar a una per­sona la ejecución de algún compromiso o se le impone una carga o se...

    • Capítulo cuarto La capacidad (pp. 699-718)

      Este tema, que en estricta lógica ha debido ser el primero de todos los atributos de la personalidad, nos permite comprender qué es en realidad un sujeto de Derecho, independientemente de su condición física y de su actuación. La ca­pacidad es una atribución de carácter esencialmente socio-jurídica que habilita a un sujeto para tener derechos y contraer obligaciones, siendo, por ello, bene-ficiario directo de la protección que brinda la organización social. De un modo pragmático, podemos verlo como esa facultad que le confiere directamente el sistema jurídico para ser sujeto activo o pasivo de una relación jurídica.

      La capacidad es...

    • Capítulo quinto El patrimonio (pp. 719-740)

      La condición determinante del carácter de sujeto de Derecho siempre ha estado ligada a la posibilidad de tener riquezas y disponer de ellas. Quien tuviera el carácter de individuosui iurispodía poseer bienes y realizar con estos los actos requeridos para beneficiarse, según lo autoriza el sistema jurídico, es decir, tener un patrimonio. Como las riquezas estuvieron ligadas al ganado vacuno, y este se denominabapecusen latín, este atributo también se denomina el pecunio.

      Esta introducción nos deja la sensación de que sólo tiene patrimonio y, por ende, es sujeto de Derecho, aquél que tenga riquezas y que...

    • Capítulo sexto Estado Civil Registro del Estado Civil (pp. 741-774)

      Para un individuo antiguo era especialmente trascendente la vinculación a su colectividad, a su ciudad y a sus dioses, porque ello le permitía determinar quién era su protector y a quién tendría que prestar su lealtad y su fuerza para defenderla. Además era el factor determinante de la posición que se ocupaba en la ciudad lo que le permitía ejercer determinadas facultades y acceder a ciertos cargos públicos, o también, hay que lamentarlo, no tener ninguna ventaja y por el contrario estar signado para la desgracia.

      En una ciudad occidental alguien podía ser varón, adulto, libre, poseedor de tierra y...

    • Capítulo séptimo El parentesco (pp. 775-788)

      El grupo que se genera por la unión marital entre hombre y mujer, que fructifica con la llegada de los hijos, da origen a un tipo especial de vínculos afectivos y de colaboración social, que si bien obedecen a conductas dirigidas por primarios instintos de conservación propios de la especie humana, pronto se convirtieron en frías fórmulas jurídicas en las que las concepciones culturales propias de cada pueblo llegan a imponerse sobre los esquemas naturales.

      Una clara imposición cultural es precisamente la de otorgar el mando y la conducción del grupo familiar a uno de los miembros, que en el...

  5. Bibliografía (pp. 789-798)
  6. Índice analítico (pp. 799-823)
  7. Back Matter (pp. 824-824)