Access

You are not currently logged in.

Login through your institution for access.

login

Log in to your personal account or through your institution.

Cosmovisiones de la medicina II

Cosmovisiones de la medicina II

Yidy Páez Casadiegos
Copyright Date: 2015
Edition: 1
Stable URL: http://www.jstor.org/stable/j.ctt1c3pxz5
Find more content in these subjects:
  • Cite this Item
  • Book Info
    Cosmovisiones de la medicina II
    Book Description:

    Esta obra contiene un valioso aporte al conocimiento en dos campos fundamentales: la historia de la medicina antigua y la historia de la filosofía antigua. Cuestiona los lugares comunes establecidos en torno al hipocratismo y al corpus hipocrático. Reubica el hipocratismo como sistema de pensamiento y arguemnta en favor de la tesis segín la cual se constatan bases empíricas y abstractas que el pensamiento hipocrático aportó al nacimiento de la filosofía y de la medicina en Occidente, mostrando cómo el pensamiento holista estuvo en la base de esa importante tradición. Además, al discutir las tesis más discontinuistas de la historia de las ciencias y de la historia de la filosofía emprende la tarea de indagar por las bases y filiaciones profundas y por procesos más bien basados en ciertas permanencias y no en rupturas radicales. Las filiaciones, los transportes, las apropiaciones de de la diversidad de sistemas médicos presentes en la cuenca del Mediterráneo y sus comunicaciones con sistemas de Oriente permiten al texto resituar la gran riqueza del holismo en las bases de lo que comúnmente hemos conocido como la "tradición médica de Occidente".

    eISBN: 978-958-741-639-8
    Subjects: Philosophy
    × Close Overlay

Table of Contents

Export Selected Citations
  1. Front Matter (pp. i-viii)
  2. Table of Contents (pp. ix-x)
  3. Introducción (pp. 1-20)

    La fama del espíritu griego,inventorde lahistoria,ha llegado por las propias gestiones de la historiografía a una situación de privilegio tal que se parece a lo que la antropología cultural y la teoría comparada de las religiones denominansacralización. Y ya sacralizada, esa historia se puede convertir enobstáculo epistemológico¹ para ver y comprender su compleja realidad psico-socio-cultural. Es un tipo de eurocentrismo (¿o ‘helenocentrismo’?²) que validó expresiones ahora insostenibles académicamente como “el milagro griego”, de Renan³.

    Pero también una historiografía más restringida, a veces amparada en motivaciones ideológico-nacionalistas, ha orientado sus hallazgos y su exegética hacia...

  4. COSMOVISIÓN
    • A. Phýsis, téchnē, epistēmē (pp. 23-40)

      Hasta poco antes del siglo VI a. C. dominaba en Grecia una visión teúrgica de la realidad. La medicina operaba con la dinámica de la magia, pero como consecuencia de las luchas político-sociales que estaban desplazando a la aristocracia en el poder por fuerzas democráticas en ciernes, este pensamiento sufrirá un cambio radical.

      Como producto de esas luchas, los grupos empobrecidos y desestabilizados se desplazaron a otros lugares, en particular a sitios de intercambio comercial (como las costas del mar Egeo). Así comenzó, entre otros factores, la llamada época de la colonización.

      En Jonia, un grupo de filósofos, influenciados en...

  5. IATROVISIÓN
    • A. Categorías (pp. 43-66)

      En el capítulo anterior presenté la hipótesis sobre la existencia de un episodio fundante en la historia del pensamiento occidental: la emergencia del concepto de phýsis mediante un proceder técnico peculiar –sapiente, según Heidegger–en,sobre y porel ser sufriente, que comienza a configurar un saber sistemático –una epistēmē– de raíz intelectual y poética, una teoría holística del saber y hacer médicos.

      Así, laepistēmēhipocrática, ante las necesidades metodológicas de este pensamiento nuevo, va elaborando un orden de los caracteres, que podríamos llamar esenciales, acerca de la estructura y función de laphýsis.

      De esa forma, el médico,...

    • B. Antropología (pp. 67-104)

      La dimensión cósmica de laphýsis al proyectarseen el ser humano lo hace objeto de reflexión filosófica, en virtud de una operación aparentemente imitativa: lo pequeño es visto (ópsis) como una copia del vasto universo inabordable; copia sí, peropoiēticamentedefinitiva al develar en el hombre ese mismo misterio que, en asombros nocturnos, deslumbró la visión febril de los primeroskosmologos² con la pregunta delorigen… la nocturna duda acerca del origen del TODO ahora eclipsada en una mirada: el hombre preguntándose a sí mismo por el hombre.

      Si bien la pregunta por el hombre se ha considerado...

    • C. Diagnóstico (pp. 105-126)

      ¿Cómo consiguieron y desarrollaron esta actividad los médicos hipocráticos?

      El autor del trataditoSobre la dietacomienza el parágrafo 2 diciendo:

      Afirmo que quien pretende componer acertadamente un escrito sobre la dieta humana debe, antes que nada, reconocer y discernir [diagnonai²] la naturaleza [phýsis] del hombre en general; conocer de qué partes está compuesto desde su origen y distinguir de qué elementos está dominado. (2, 21).

      Conocer y reconocerlaphýsis.En esta conferencia voy a hablar de un tema cuya raíz deriva precisamente de la palabra γνωσις (gnōsis), conocimiento³, y con la cual se forma la palabra “diagnóstico”. Trataremos...

    • D. Terapéutica (pp. 127-150)

      La terapéutica hipocrática es la realización de todo lo que hemos visto hasta ahora. Pienso que nos puede servir revisar ese abordaje técnico y poético, intelectual y práctico del hipocratismo. Pero hay algo curioso: cuando leemos y nos imbuimos de los niveles mentales y operativos de esa aproximación, nos asombra esa seguridad y capacidad congnitiva de los médicos griegos pero, en cambio, no tenemos la conciencia de que vamos a tratar unaperineumonía, unalienteríau otro padecimiento de abundante cita en elCorpus.

      No es lo mismo el carácter, la disposición y complexión física de alguien que vive en...

    • E. El médico (pp. 151-168)

      La consideración y el estatus social del médico en Grecia –como en otras latitudes– eran muy altos, por lo menos desde los tiempos homéricos.²

      Pero tal vez el apogeo de su prestigio se produce con los médicos hipocráticos, siendo Hipócrates el más famoso. Mencionado por Platón en esos dos conocidos diálogos (Fedro y Protágoras³), Hipócrates –como Homero– es el significante de una gran obra. Como en el caso de Homero, tampoco hay manera de demostrar que hubiese escrito algo. Pero para Werner Jaeger⁴, en esa elocuente apología que escribió sobre Hipócrates y los hipocráticos, esas dos citas son suficientes para pasar...

  6. Apéndice (pp. 169-172)
  7. BIBLIOGRAFÍA (pp. 173-184)
  8. Índice de términos griegos (pp. 185-188)
  9. Índice temático (pp. 189-194)
  10. Back Matter (pp. 195-196)