Access

You are not currently logged in.

Login through your institution for access.

login

Log in to your personal account or through your institution.

Leopoldo Calvo-Sotelo

Leopoldo Calvo-Sotelo: Un retrato intelectual

PEDRO CALVO-SOTELO IBÁÑEZ-MARTÍN (ed.)
Copyright Date: 2010
Stable URL: http://www.jstor.org/stable/j.ctt6wpst1
Find more content in these subjects:
  • Cite this Item
  • Book Info
    Leopoldo Calvo-Sotelo
    Book Description:

    Este libro no es una biografía al uso, ni tampoco un canon de sabias lecturas para una vida. Es una obra, hecha de artículos y entrevistas, que quiere ser un retrato intelectual y, en su contorno, un relato cultural español. La biografía podría llamarse Confieso que he leído y el panorama generacional, Una época entre los mejores libros. Leopoldo Calvo-Sotelo (1926-2008), ingeniero de caminos, fue un destacado hombre de la industria y de la vida pública española, que desempeñó, durante la Transición, funciones políticas muy relevantes, hasta ocupar la Presidencia del Gobierno. Pero fue también un lector insólito, un viajero incansable, buen navegante, gran aficionado a la música, la montaña y la observación del cielo, miembro de algunas de las instituciones académicas más importantes de España y autor de libros de memorias. Este volumen, junto a uno de los más completos estudios hecho nunca sobre la biblioteca (unos doce mil libros) de una figura política contemporánea, también nos ofrece la radiografía de las inquietudes intelectuales de una generación de españoles.

    eISBN: 978-84-15963-00-4
    Subjects: History
    × Close Overlay

Table of Contents

Export Selected Citations
  1. Front Matter (pp. 1-6)
  2. Table of Contents (pp. 7-10)
  3. Tabula gratulatoria (pp. 11-12)
  4. Nota preliminar (pp. 13-16)
    Pedro Calvo-Sotelo Ibáñez-Martín
  5. Prólogo. El hombre detrás de los libros (pp. 17-26)
    Álvaro Delgado-Gal
  6. Semblanza autobiográfica (pp. 27-30)
    Leopoldo Calvo-Sotelo

    Nací el 14 de abril de 1926 (cinco años antes de que la Historia se apoderase de la fecha) en la madrileñísima calle del Barquillo, esquina a Prim. Tengo tres abuelos gallegos (de Ribadeo, La Coruña y Lugo) y un abuelo castellano (de Meneses de Campos). Mi padre nació en Tuy y mi madre en Ribadeo. Me he dicho gallego siempre que convino adjetivar mi ciudadanía española, y nunca he sentido incompatibles ambas filiaciones, tampoco después del Título VIII de la Constitución.

    Estuve los seis años de Enseñanza Primaria en el Instituto Escuela de Madrid, creación del ministro Santiago Alba....

  7. Primera Parte En El centro de los libros
    • 1 Cuando dejé de ser presidente del gobierno se me había olvidado leer (pp. 33-38)
      Pedro Calvo-Sotelo and Leopoldo Calvo-Sotelo

      Pedro Calvo-Sotelo: ¿Qué parte de la biblioteca es herencia de la de tu padre?

      Leopoldo Calvo-Sotelo: Poco, porque fue robada durante la Guerra Civil. Mi padre tenía bastante literatura portuguesa, especialmente Eça de Queiroz.

      En tu vida como lector ¿se da una continuidad desde la juventud hasta hoy? No hablo de materias, sino de la afición en sí a leer.

      Podría hablar, si no de una ruptura, sí de un curioso percance en esa afición. En efecto, cuando dejé de ser presidente del gobierno —yo he estado en la política activa nueve o diez años— se me había olvidado leer....

    • 2 Venturoso rincón, libros queridos (pp. 39-82)
      Pedro Calvo-Sotelo

      Se cuenta aquí el itinerario, no de Leopoldo Calvo-Sotelo, sino de sus libros, pero como fueron suyos, en ellos encontramos además trozos de su vida y, a ese trasluz, la contamos también.

      En septiembre del año 1923, los padres ¹ de Leopoldo Calvo-Sotelo empiezan su vida de recién casados en Madrid, en un piso de la calle de Hermosilla, donde nace, en 1925, Mercedes (Chucas). Enseguida se mudan a otro, cuyo portal da a la calle de Barquillo número 14 (en el actual distrito de Centro) pero sus siete balcones se abren sobre la calle de Prim. Allí nacen: Leopoldo...

    • 3 Salvarse a sí mismo. La biblioteca de Leopoldo Calvo-Sotelo (pp. 83-96)
      Paloma Fernández Palomeque

      Traspasar las «puertas» de una biblioteca personal es entrar en parte de un espacio vital, en la expresión del pensamiento de su propietario. Tuve el enorme privilegio de conocer la personalidad de don Leopoldo Calvo-Sotelo recorriendo los estantes de su biblioteca desde el otoño de 1992. De hecho, la primera frase que don Leopoldo me dirigió tras los saludos protocolarios, dejándome perpleja, fue la siguiente: «Tengo los libros en mi biblioteca colocados en tercera fila, no puedo consultarlos y Pilar ¹ está desesperada». Ésa era su petición: «salvarse a sí mismo».

      No es habitual que un ex presidente del gobierno...

  8. Segunda Parte Ante la historia, ante la política
    • 4 «Me he ido haciendo yo solo» (pp. 99-112)
      Charles Powell and Leopoldo Calvo-Sotelo

      Charles Powell: Entiendo que los libros de historia y política son inseparables y sería un sin sentido establecer una separación, porque en su persona las dos cosas van muy unidas. Tengo una idea bastante clara de cómo es su biblioteca en esos dos ámbitos, pero quería hacerle unas preguntas para ver cuál fue la dinámica, cómo se fue conformando; por ejemplo, el predominio de textos franceses es muy claro.

      Leopoldo Calvo-Sotelo: Yo, hasta un cierto momento, me manejaba muy mal en inglés; compraba textos, aparte de españoles, franceses o italianos. Luego, me di cuenta de que era inviable prescindir del...

    • 5 Leopoldo Calvo-Sotelo: Historia y Política (pp. 113-164)
      Charles Powell

      Como se deduce de la mera lectura de los títulos de los capítulos que conforman este volumen, Leopoldo Calvo-Sotelo fue un hombre sorprendentemente polifacético, algo que lógicamente tuvo fiel reflejo en la biblioteca personal que fue acumulando a lo largo de su vida, de forma un tanto desordenada pero no por ello menos previsible. Si su biblioteca no se presta fácilmente a una caracterización sencilla ni lineal, ello no es sino consecuencia de la imposibilidad de encasillar a su dueño de acuerdo con las categorías profesionales al uso. De ahí el asombro, y también la admiración, que suscita en cualquier...

  9. Tercera Parte La mano visible del Estado, la mano invisible de Adam Smith
    • 6 Lecturas de un keynesiano asaltado por la realidad: la biblioteca de economía e industria (pp. 167-186)
      Carlos Bustelo

      El objetivo final de este comentario no deberían ser los libros de su biblioteca, sino la vida y personalidad de su lector. Lo que debería salir de la selección de libros comentados, en un juego muy borgiano, es la aproximación a una persona o, mejor, a su vida y a su época. Los libros leídos por Leopoldo Calvo-Sotelo nos deberían ofrecer los diferentes puntos de una línea que este comentario iría uniendo para, al final, describir aceptablemente la personalidad, la vida y la época del lector.

      Lo primero que sorprende de la personalidad de Leopoldo Calvo-Sotelo es haber sido capaz...

  10. Cuarta Parte Filosofía:: LAS IDEAS CLARAS Y DISTINTAS
    • 7 La lectura no es buena para un oficio político: basta leer las barbaridades que hizo Platón en Siracusa (pp. 189-202)
      Leopoldo Calvo-Sotelo and Jaime de Salas

      Leopoldo Calvo-Sotelo: Aquí estoy, como ante un gran jurado norteamericano.

      Jaime de Salas: La verdad es que su biblioteca, de gran magnitud, revela muchísimos intereses; con todo, yo quiero circunscribirme a la biblioteca de filosofía; y en ella, destaca la figura de Ortega y Gasset, tanto por sus obras como por las monografías acerca de él. Es claro que Ortega ha sido una de sus lecturas más asiduas; y debo recordar que gracias a sus gestiones como presidente de la Fundación Ortega y Gasset, hoy en día dicha Fundación ha sido capaz, con grandes esfuerzos, de llevar a bien una...

    • 8 La biblioteca de filosofía (pp. 203-222)
      Jaime de Salas

      La biblioteca de filosofía de Leopoldo Calvo-Sotelo está formada por unos setecientos títulos, pero, no obstante, si uno se quiere hacer una idea de sus intereses por esta disciplina, hay que estar dispuesto a relativizar las, por otra parte imprescindibles, demarcaciones temáticas. El interés por la filosofía no se restringe a esos volúmenes, sino que se extiende a obras que acertadamente se han entendido como primordialmente literarias o científicas. Un caso especialmente revelador a este respecto es Unamuno, quien figura mayoritariamente bajo otros epígrafes y de quien Calvo-Sotelo nos dice que leyó siendo muy joven.

      Como ocurre en general en...

  11. Quinta Parte Siempre buscando a Dios entre la niebla:: FE, RELIGIÓN Y TEOLOGÍA
    • 9 A mí me costó muchas noches de vigilia saber qué es la fe católica y también otras cosas. En gran parte mi decisión de leer viene de ahí (pp. 225-246)
      Ángel Cordovilla, Leopoldo Calvo-Sotelo, Olegario González de Cardedal and Antonio Lago Carballo

      Ángel Cordovilla: ¿Quiénes han sido sus maestros de vida: la familia de origen, la escuela, la universidad, el ejercicio profesional o la familia formada por usted mismo?

      Leopoldo Calvo-Sotelo: La familia, yo creo que sí. Siempre he sido muy familiar; sí, es muy importante, yo no sé si porque mi madre se quedó viuda muy pronto y eso refuerza la familia que queda. En cuanto a la vida escolar, yo fui en Madrid al Instituto Escuela antes de la guerra, por decisión de mis padres, un colegio laico, que marcaba mucho, donde no había clase de religión. Allí estaba Ángeles...

    • 10 Palabra de Dios en el mundo de la ciencia y de la política. La biblioteca teológico-religiosa (pp. 247-292)
      Ángel Cordovilla

      Una biblioteca es un mundo. Y cuando alguien decide entrar en él surge otro mundo. Una biblioteca constituye un mundo objetivo y un mundo personal. A ese primer mundo que se despliega desde los libros ordenados en una biblioteca tenemos posibilidad de acceso ya que el catálogo resultante, independientemente de las razones por las que cada libro ha llegado hasta allí, es una realidad objetiva. Al otro mundo personal desplegado en el lector, no tenemos acceso, al menos una entrada directa y objetiva como en el caso anterior. Al afrontar el catálogo de los libros religiosos de la biblioteca de...

    • [Illustrations] (pp. None)
  12. SEXTA PARTE Biología y evolución:: ORIGEN Y CIRCUNSTANCIA DEL HOMBRE
    • 11 Consideraciones sobre la biblioteca de biología (pp. 295-310)
      Antonio García-Bellido and García de Diego

      La vieja distinción entre ciencias y letras se convierte casi en un todo continuo en la biblioteca de Leopoldo Calvo-Sotelo, cuyas lecturas traducen su predilección por las referencias cruzadas de unas disciplinas a otras y por los enfoques híbridos, como el de la filosofía de la ciencia.

      Si prescindimos de las obras sobre matemáticas y física —que son mayoría, con unos seiscientos títulos— contamos unos ciento cincuenta libros sobre otros aspectos del mundo de la ciencia. De entre ellos, el grupo más homogéneo lo componen aquellos que podrían adscribirse al ámbito de la biología: unos setenta. Es fácil identifi car...

  13. Séptima Parte Sólo el matemático es feliz
    • 12 Cuando tienes un buen profesor de física, tú quieres ser físico; cuando tienes un buen profesor de filosofía, tú quieres ser filósofo (pp. 313-316)
      Leopoldo Calvo-Sotelo

      La muerte de Leopoldo Calvo-Sotelo impidió celebrar una conversación específica sobre estos temas con Enrique Alarcón y José María Martínez-Val. No obstante, a lo largo del año largo en que se fue concibiendo y elaborando este proyecto, Leopoldo Calvo-Sotelo habló con los otros colaboradores de este libro, pero también con su entorno familiar, de sus lecturas e intereses en muchos ámbitos, entre ellos, en el ámbito de la física y de las matemáticas. Los diálogos que se recogen a continuación proceden entonces de esas ocasiones, a veces completados con consideraciones reiteradas suyas que conforman lo que podría llamarse la memoria...

    • 13 La biblioteca de matemáticas y física (pp. 317-360)
      Enrique Alarcón and José María Martínez-Val

      En este capítulo nos adentramos por la biblioteca de Matemáticas y Física de Leopoldo Calvo-Sotelo y Bustelo quien, durante toda su vida, demostró un interés permanente por los avances que se iban produciendo y una curiosidad inacabable por los descubrimientos que llegaban a su conocimiento.

      Como se verá, dentro de sus intereses figuran a lo largo de toda su existencia los relacionados con teorías físicas como la relatividad o la mecánica cuántica, así como con sus correspondientes aparatos matemáticos. Pero también lo relativo a las hipótesis cosmológicas y a los procesos termodinámicos irreversibles.

      Ello le hacía estar atento a todas...

  14. Octava Parte Libros y mapas:: GEOGRAFÍA DE TANTO ALREDEDOR
    • 14 Yo no puedo estar en ningún sitio del planeta sin saber al menos en qué cuenca hidrográfica me encuentro (pp. 363-368)
      Leopoldo Calvo-Sotelo

      Eduardo Martínez de Pisón conoció en China, donde había de pasar todo el mes de mayo de 2008, la noticia de la muerte de Leopoldo Calvo-Sotelo, con quien tenía previsto mantener una entrevista sobre la sección de libros de geografía a primeros de junio siguiente. Pero a lo largo del año en que se fue concibiendo y elaborando este proyecto, Leopoldo Calvo-Sotelo habló con los otros colaboradores de este libro, pero también con su entorno familiar, de sus lecturas e intereses en muchos ámbitos, entre ellos, en el ámbito de la geografía y los viajes. Los diálogos que se recogen...

    • 15 Libros de geografía en una biblioteca humanista (pp. 369-390)
      Eduardo Martínez de Pisón

      Una biblioteca es un universo, probablemente con constelaciones, astros y órbitas, pero éstas no son aparentes en las alineaciones de los libros por las estanterías. Es un orden intelectual activo reordenado por las normas del almacenamiento pasivo. Pero si se sondea en ese océano, se medirán corrientes, profundidades diversas, tiempos de sosiego y de galerna, puertos. El mar de una biblioteca es un todo y en él los libros navegan. Encontrar la derrota no siempre es fácil, pero si un bibliotecario sutil recupera datos y diarios, aparecen rutas, estancias, propósitos y lugares. Quien llega a la orilla de estos libros...

  15. Novena Parte La música de claras columnas verticales
    • 16 Creo que eso de que yo he sido un pianista bastante aceptable es la única cosa buena que han inventado de mí los periodistas (pp. 393-410)
      Fernando Argenta and Leopoldo Calvo-Sotelo

      Fernando Argenta: A lo mejor la primera cuestión a Leopoldo Calvo- Sotelo sería preguntarle ¿cuántas entrevistas le han hecho sobre música?

      Leopoldo Calvo-Sotelo: Sobre música muy pocas, pero sobre política, centenares.

      Yo creo que podríamos dar un pequeño curriculum, porque aunque Leopoldo Calvo-Sotelo es suficientemente conocido, sobre todo, en su faceta de ministro y de presidente de gobierno, hay otros datos que pueden ser también interesantes. Es doctor ingeniero, dedicado a la empresa privada...

      Perdón, Fernando, pero aquí ¿no habíamos venido a hablar de música? Perdona que yo te llame de tú aunque tú de usted, pero es que yo...

    • 17 La biblioteca sonora (pp. 411-430)
      Antón García Abril

      Escribir sobre una figura culturalmente tan importante no es tarea fácil: su formación intelectual nos exigirá, siempre, realizar un estudio muy parcial del desarrollo de su trayectoria cultural, marcada, en todo momento, por el interés por el conocimiento y el progreso de los pueblos a través de todas sus manifestaciones culturales, y la infl uencia de estas en sus sociedades, en todos los niveles, cultural, económico y social.

      Quisiera, en primer lugar, hacer un estudio-valoración de la biblioteca de música de nuestro admirado protagonista, partiendo de mi experiencia como compositor, y, a la vez, maestro y guía de distintas promociones...

  16. Décima Parte La prensa de cada día
    • 18 Me inquieta la pregunta de Pilatos «Quid est veritas?» a la que Cristo no contesta (pp. 433-446)
      Justino Sinova and Leopoldo Calvo-Sotelo

      Justino Sinova: ¿Cuándo empieza su relación con la prensa?

      Leopoldo Calvo-Sotelo: Mi relación empieza con la radio a causa de la guerra. En junio de 1936 fuimos a Galicia, a la casa de mis abuelos en Ribadeo, a veranear como siempre. Mi abuelo Ramón Bustelo fue diputado desde 1900 hasta 1923, en que dejó la política, un liberal de principio de siglo. El abuelo tenía un aparato de radio de madera que se oía muy bien; en Ribadeo las ondas inglesas llegaban sin dificultad. Aprendí entonces que cuando no hay relieve por medio —y en el mar no lo hay...

    • 19 Leopoldo Calvo-Sotelo ante, bajo, tras, en, frente y con la Prensa (pp. 447-474)
      Justino Sinova

      En la sala de estar de su domicilio, que conservaba parte de la biblioteca y servía a veces de cuarto de trabajo, Leopoldo Calvo- Sotelo tenía una cuna de madera llena de periódicos y revistas. Era una cuna vieja, que habría hecho las delicias de algún amigo de las antigüedades y que él había elegido para contener lo más nuevo que iba llegando cada día. Lo primero que llamaba la atención era la dimensión notable del rimero de publicaciones depositadas, coronado por las últimas ediciones de los diarios. No había allí revistas desfasadas sino los últimos números de los semanarios...

  17. Undécima Parte No me podrán quitar el dolorido sentir
    • 20 A mí me ha apetecido enterarme en este mundo, en el tiempo que uno pasa por aquí, de qué va la cosa (pp. 477-494)
      Jaime Siles and Leopoldo Calvo-Sotelo

      Jaime Siles: La biblioteca es el armario mental de una persona; en este sentido, es muy representativa, porque en toda biblioteca hay un sistema, que aparte del sistema del azar, es el que impone el hecho de vivir: vivir es elegir y renunciar al mismo tiempo. Hay un azar objetivo y otro subjetivo; por ejemplo, en su biblioteca hay mucha poesía. En una biblioteca normal española habría dos o tres libros de poemas, a lo sumo y, desde luego, en la biblioteca de un político es difícil imaginar un volumen tan amplio como el que aquí hay, en esta casa....

    • 21 La biblioteca de poesía (pp. 495-516)
      Jaime Siles

      Acostumbrados, como estamos, a que nuestros políticos exhiban y padezcan una preocupante indigencia intelectual, el caso del presidente Leopoldo Calvo-Sotelo nos sorprende precisamente por todo lo contrario: porque en él la formación y la información han ido parejas, y tanto en una como en otra se traduce un claro rasgo de su espíritu, que es fruto tanto del sistema como del azar. Me refiero a la curiosidad a la que él, en la entrevista que mantuvimos, alude y que, en su caso, no se ciñe a un ámbito concreto ni a una materia única que centre su interés, sino que...

  18. Epílogo. In memoriam: Leopoldo Calvo-Sotelo y Bustelo (pp. 517-530)
    Olegario González de Cardedal

    El pasado mes de noviembre mantuve la última conversación larga y matizada con él. Había precedido un estudio de los libros sobre temas religiosos y teológicos de su biblioteca —unos ochocientos— elaborado por un alumno mío, Ángel Cordovilla, en orden a esbozar el retrato personal que permiten los títulos, sus lecturas con los subrayados correspondientes y las manifiestas ausencias. En aquella conversación el lector Leopoldo Calvo-Sotelo debía responder a nuestras preguntas, dando razón ante nosotros de cuándo, cómo y por qué habría comprado aquellos libros, como los había asimilado, qué huella habían dejado en su vida y por qué no...

  19. Los autores (pp. 531-536)